Archivo de la etiqueta: Minarete

Suleymaniye. La mezquita de Solimán el Magnífico.

Estándar
Suleymaniye. La mezquita de Solimán el Magnífico.

SuleymaniyeLa Suleymaniye es una obra que reúne todos los elementos para ser excepcional. Es la mezquita más grande de Estambul, fue levantada por el más importante de los sultanes otomanos, la  construyó el mejor arquitecto del imperio y está situada sobre una de las siete colinas de Estambul por lo que está presente en las vistas más conocidas de la ciudad. Por si todo ello no fuera un reto suficiente, desde el momento de poner la primera piedra se sabía que el edificio sería comparado con Santa Sofía. A pesar de todo, el resultado estuvo a la altura de lo que se esperaba y el edificio es un magnífico e innovador monumento, indudablemente uno de los más destacados de la arquitectura otomana y que trajo nuevos conceptos propios de su tiempo. Nuestra visita a Estambul no puede dejar de lado la Suleymaniye, la mezquita de Solimán el Magnífico. Lee el resto de esta entrada

La Mezquita de los Tres Balcones de Edirne.

Estándar
La Mezquita de los Tres Balcones de Edirne.

Mezquita de los Tres BalconesEdirne, la puerta de la Tracia, nos ofrece un monumental casco histórico a escasos 225 Km de Estambul. Aunque solo vayamos un día a Edirne, podemos visitar una gran cantidad de lugares dada la cercanía entre ellos. Una de las visitas obligadas es la conocida Mezquita de los Tres Balcones, famosa porque sus cuatro minaretes son diferentes entre sí y el más alto de ellos da nombre al monumento porque tiene tres balcones, algo inusual en el siglo XV. Tras visitar la soberbia Mezquita Selimiye y degustar el famoso hígado preparado al estilo de Edirne, no hay que dudar en dirigirnos a conocer la Mezquita de los Tres Balcones. Lee el resto de esta entrada

La mezquita Selimiye de Edirne. Obra cumbre de la arquitectura otomana.

Estándar
La mezquita Selimiye de Edirne. Obra cumbre de la arquitectura otomana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERACuando el mejor arquitecto otomano, Mimar Sinan, finalizó la monumental mezquita de Solimán el Magnífico, los arquitectos cristianos dijeron que la mayor cúpula que se podía construir era, evidentemente, la de Santa Sofía. No sin cierta sorna, afirmaban que el maestro Sinan habría hecho una cúpula mayor si hubiera podido y de esa manera, habría mostrado la superioridad de la arquitectura islámica sobre la cristiana. Esos comentarios debieron resonar en la cabeza de Sinan durante años, pues a la edad de 80 años decidió recoger el guante y construir una cúpula mayor que la de Santa Sofía en la vecina ciudad de Edirne. La mezquita Selimiye fue su obra maestra pero por razones que nunca se han conocido, la majestuosa cúpula del edificio tampoco superó en tamaño a la de Santa Sofía. No obstante, los escasos tres metros de diferencia entre las dos cúpulas no son obstáculo para que el visitante sienta que está ante una de esas obras que marcan un hito en la arquitectura universal.

Lee el resto de esta entrada