Los campos de té del Mar Negro.

Estándar
Los campos de té del Mar Negro.

Campos de teEl paisaje de la costa del Mar Negro es uno de los más sorprendentes y bonitos que el visitante puede disfrutar en Turquía. Las elevadas cumbres de los Alpes Pónticos, Kaçkar en turco, están a muy corta distancia de la costa y conforman una región donde el color verde es el protagonista absoluto. Se trata de una zona muy húmeda y con valles que penetran hacia el interior cubiertos de bosques que llegan hasta el Caucaso. Fue en esta región limítrofe con Georgia donde los turcos consiguieron finalmente cumplir su deseo de cultivar té. En la ciudad de Rize y sus alrededores podemos contemplar el particular paisaje de los campos de té donde se produce la totalidad del que se consume en el país, uno de los primeros consumidores y productores mundiales.

Campos de teViajar a la costa oriental del Mar Negro en Turquía tiene muchos atractivos, desde la ciudad de Trabzon al monasterio de Sumela, por mencionar solo algunos de los más conocidos por los turistas. Sin embargo hay quienes visitan esos lugares pero se quedan a escasos kilómetros de contemplar una de las mayores zonas productoras de té del mundo, la región de Rize. Si nos desplazamos en coche desde Trabzon por la autopista de la costa veremos los primeros campos de té incluso antes de llegar a Of, donde está el desvío para ir a Uzüngol. A partir de ahí, a nuestra derecha estaremos acompañados por campos que descienden hasta la misma cuneta de la carretera, a escasos metros del mar.

RizeUna vez en Rize, encontraremos con sorpresa que la gente cultiva el té incluso en los jardines de sus casas. Podría decirse que la pequeña ciudad de menos de 100.000 habitantes forma parte de una inmensa plantación de té. Apenas salimos del centro ya vemos casas rodeadas de campos de te. Una buena vista es la que se puede contemplar desde la casa del té que la empresa Çaykur tiene al sur. Está en una zona elevada y desde allí podemos ver Rize con el Mar Negro al fondo y también las plantaciones que la rodean. El lugar, además de las oficinas de la empresa estatal productora de té, también tiene un pequeño museo donde se puede aprender el proceso de cultivo y tratamiento de las hojas, así como un pequeño jardín con una plantación por la que podemos pasear. También hay una cafetería para sentarnos y disfrutar de un té turco en el mismo lugar donde se produce.

Campos de teLos turcos siempre habían tomado café pero en el siglo XX empezaron a buscar una región donde poder cultivar té. Al principio lo intentaron en Bursa, al lado de Estambul, pero la hoy populosa ciudad no reunía las características necesarias para el crecimiento de la planta. Los rusos habían conseguido cultivar té en Georgia, a orillas del Mar Negro y el gobierno de la joven República turca pensó que podía ser una buena forma de desarrollar la zona de Rize, por entonces muy pobre y atrasada. Tras diversos estudios e intentos infructuosos, la producción comenzó en los años treinta y fue extendiéndose por la zona gracias al apoyo gubernamental y también al creciente interés que los turcos mostraban por la bebida. El café se había convertido en un producto caro y difícil de obtener, por lo que en todo el país empezaron a consumir té de forma generalizada. Los vasos en forma de tulipán, la flor nacional turca, se convirtieron en habituales en las calles y casas de todo el país. Hoy Turquía es uno de los máximos consumidores de te, hasta el extremo de que apenas puede exportar a pesar de ser uno de los cinco primeros productores mundiales.

Campos de teA lo largo de nuestro recorrido por las plantaciones de té veremos a los cultivadores recogiendo las hojas entre los campos, llevan a la espalda unas cestas muy características de Rize que podemos comprar como recuerdo en el Bazar local y también en Trabzon, las hay de diferentes tamaños. Por supuesto, no hay que perder la oportunidad de comprar té, es muy recomendable la variedad orgánica que ya se puede encontrar en los supermercados del país pero que antes era difícil de conseguir fuera de Rize. Para terminar el apartado de recuerdos, no olvidar los pañuelos, manteles, etc confeccionados con las telas de color rojo, negro y blanco de las mujeres de la etnia Laz, antiguos habitantes de la zona. Pero sin duda, el mejor recuerdo que nos llevaremos serán esos montes verdes cubiertos de niebla que son el paisaje más conocido de Rize.

Mapa Mar Negro***

Ver mapa del Mar Negro

http://es.wikipedia.org/wiki/Rize

http://es.wikipedia.org/wiki/Montes_Pónticos

http://deistanbulabilbao.blogspot.com.es/2008/10/trk-ay-t-turco-da-27.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s