Sirince

Estándar
Sirince

Sirince

Para nosotros ya se ha convertido casi en una tradición, después de cada visita a Éfeso, que por cierto ya han sido muchas, tomamos rumbo a Sirince. Un pequeño pueblo situado en un hermoso valle lleno de olivos y árboles frutales. La arquitectura muy diferente al resto de pueblos de la zona, ya que antiguamente era una aldea griega. Caminar por sus estrechas calles, comer en alguno de los originales restaurantes, catar los vinos de la zona o simplemente curiosear los puestos artesanales que hay por todo el pueblo es un placer.

La ciudad de Şirince se fundó cuando Éfeso fue abandonada en el siglo XV. En esta época la ciudad tenía un nombre griego “Kirkince”, que la gente de los alrededores confundía y pronunciaba como “Çirkince”, que significa espantoso. Después de la 1ª Guerra Mundial, el nombre fue cambiado, por razones obvias, a “Şirince”, cuyo significado es hermoso.

El pueblo es conocido por su peculiar arquitectura de estilo otomano, en su mayoría del siglo XIX.

Sirince

Sirince

Calle de pueblo

Calle del pueblo

La aldea antiguamente era un asentamiento griego, pero después de la guerra y por razones políticas se expulsó a los griegos y fue repoblada con turcos que vivían en Tesalónica. Nada más llegar al pueblo, uno se da cuenta de lo diferente que es del resto de pueblos de los alrededores.

Situada en un fértil valle lleno de árboles frutales y olivos, Şirince es uno de los destinos turísticos preferidos del país.

Adoquines, calles sin asfaltar, cuestas interminables, casas completamente restauradas y otras algo descuidadas, cabras, gallinas, perros y lugareños que colocan una silla en la puerta de su casa y simplemente se dedican a observar a la gente. Todo esto hace del pequeño pueblo un lugar en el que perderse por unas horas o un par de días es un placer.

Una de la calles de pueblo

Una de la calles del pueblo

Caminar por sus estrechas y empinadas calles, curioseando todos los artículos hechos a mano que se venden por la calle, sentarse en alguno de los bonitos jardines a tomar un  refresco, incluso entrar a la casa de alguno de los artesanos, catar algún vino, comprar coronas de manzanillas, andar sobre el suelo adoquinado entre los turistas, los lugareños, tractores y algún que otro animal convierten al pueblo en uno de los lugares preferidos por la gente de Izmir y alrededores para pasar el día.

El lugar es un gran bazar, tiendas y pequeños puestos improvisados en cada esquina. Se venden muchos productos orgánicos: Vinagre, miel, jabones,” nar ekŞisi” (un delicioso vinagre de granada), “pekmez” (una pasta dulce a base de concentrado de frutas). También especias, bordados, manteles, kilims, vinos de frutas, etc.

Productos orgánicos. Mermeladas, aceites y miel

Productos orgánicos. Mermeladas, aceites y miel

Puesto de especias y preparados naturales

Puesto de especias y preparados naturales

Usando las frutas locales, la gente del pueblo se dedica a la producción de vino. Los hay de todo tipo de sabores, manzana, plátano, mora, melón, granada, albaricoque, cereza, etc. En el pueblo hay muchísimos locales que venden y ofrecen cata de vinos, en los que uno puede pasar un buen rato.

Otro de los atractivos del pueblo es la gastronomía, por supuesto, turca. Las verduras y frutas son deliciosas, al igual que la cocina tradicional que se ofrece en la mayoría de los restaurantes. En muchos de ellos también hay estupendas parrilladas de carne, por supuesto sin cerdo. Uno de ellos es el “Restaurante Artemisa”, justo a la entrada del pueblo, construido en lo que antiguamente era un colegio y con unos amplios jardines y una maravillosa vista del valle y el pueblo. Aquí uno puede visitar el pequeño y curioso museo que posee, catar vinos y probar una estupenda comida a un  precio muy razonable.

Una de las cosas que llama la atención es que con su pequeño tamaño tenga dos iglesias y una sola mezquita.

Entrada de una de las iglesias del pueblo

Entrada de una de las iglesias del pueblo

De Mayo a Octubre, especialmente los fines de semana, suele estar muy concurrido entre las 11:30 y las 18:00 de la tarde, pero fuera de este horario uno puede disfrutar del auténtico sabor de una pequeña aldea turca.

Algo muy recomendable, sentarse a tomar algo en alguna de las terrazas o jardines de los bares del pueblo, mientras suena la llamada al rezo desde el único minarete del lugar.

El pueblo está lleno de pequeños hoteles con encanto en los que uno se puede alojar. Puede ser una opción estupenda como punto de partida para otras muchas excursiones (Éfeso, casa de la Virgen María, Museo del Ferrocarril,…). Algunos de ellos son lugares maravillosos en los que desaparecer por unos días, como por ejemplo el “Güllü konaklari”. Aunque uno no se aloje allí puede entrar a tomar un té o café en el precioso jardín o incluso comer en el restaurante que posee. El hotel no es barato, pero es un lugar muy especial en el que perderse algunos días.

Mapa Izmir y alrededores

***

Ver mapa de Izmir y alrededores

www.turkeytravel.com/go/Aegean

www.gullukonak.com


Anuncios

»

  1. Enhorabuena por el blog, lo he conocido gracias al programa de españoles por el mundo. Me ha gustado mucho la entrada sobre Efeso!

  2. Al final me coincidió ver el programa de Españoles por el mundo justo cuando salia José, no se si saliste tu Ana también?¿ ya me imaginaba que saldría la casa de la virgen, que es uno de mi sitios pendientes de esta zona. Me encanto la tranquilidad y alegría de José al hablar de los lugares. Enhorabuena a ambos igualmente porque os lo merecéis por este maravillos blog que como sabeis sigo habitualmente y de lo mejorcito que hay sobre turismo en Turquía. un saludo

    • Hola Miguel Angel, muchas gracias por tus comentarios siempre positivos. Gente como t es la que nos anima a seguir con nuestro blog. Yo tambin sal en el programa, pero si no lo viste ayer, lo podrs ver siempre que quieras en espaoles por el mundo en Esmirna en internet. Como vers nosotros seguimos tambin tu blog, que es muy interesante. Un abrazo muy fuerte.

      ________________________________

  3. Yo también he conocido el blog gracias a Españoles por el Mundo, y me parece que es un blog estupendo. Mi marido es turco, concretamente de Kusadasi, así que nos emocionó mucho ver el programa viajando una vez más, esta vez con el corazón, no físicamente, por toda nuestra amada zona. Lo mismo nos ha pasado al ver este blog, estamos emocionados.
    Sirince es uno de nuestros lugares favoritos para relajarnos. Eso sí, cada vez que voy (no aprendo) me pego una piña subiendo esas calles tan empinadas de piedras…jajaja, así que mi recomendación es ir con zapatos que agarren bien al suelo 🙂 Es sin duda un lugar mágico y muy especial.

    Yo también tengo un blog, pero es sobre un tema algo concreto, comparto mis experiencias y consejos sobre el matrimonio hispano-turco para orientar y animar a aquellas parejas mixtas como mi marido y yo. Por si a alguien le interesa, aqui os dejo el enlace.

    http://eldiariodelasrtamadsen.blogspot.com.es/

    Un abrazo muy fuerte y gracias por hablar de mi segundo país con tanto cariño. Nuestra más sincera enhorabuena por un blog tan maravilloso.

    • Hola, estamos encantados de que el blog y el programa hayan hecho que paséis un buen rato. He visto tu blog y me ha gustado mucho la iniciativa de compartir tu experiencia. Gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s